Seleccionar página

CITA: «Marketing es la ciencia y el arte de explorar, crear y entregar valor para satisfacer las necesidades de un mercado objetivo con lucro. El Marketing identifica necesidades y deseos no realizados. Define, mide y cuantifica el tamaño del mercado identificado y el lucro potencial.» Philip Kotler

El marketing ya no es una herramienta de comunicación unidireccional como era hasta hace unos años, sino que en la estrategia de marketing exitosa debe haber canales de comunicación bidireccionales, sobre todo desde que el consumidor está en el centro de todas las acciones de marketing, y debe ser capaz de expresar sus opiniones e ideas. Es por tanto lógico pensar que las técnicas de marketing digital cobran cada vez más y más importancia en las estrategias de venta (ENLAZAR AL OTRO ARTÍCULO), aunque no conviene olvidar del todo el marketing tradicional en nuestra estrategia de comunicación.

 

El marketing tradicional

El objetivo primordial de las estrategias de marketing tradicionales es el aumento de la venta de manera inmediata, ofreciendo al cliente la satisfacción con un objetivo de lucro.Tiene ventajas como:

Existe una interacción física con el cliente, sea un chocar codos en una reunión de ventas como entregar un folleto para su posterior valoración.

Se difunde por medios que aún gozan de una gran credibilidad como programas de televisión, de radio o medios impresos.

El número de impresiones (veces que nuestro anuncio es visto) es masivo.

La publicidad tradicional puede interactuar con el entorno cosa que el marketing digital no puede hacer. (poner fotos de ejemplos de campañas creativas)

Pero su principal desventaja frente al marketing digital es que deja de lado al cliente, es decir, es una comunicación unidireccional que parte de la empresa hacia el consumidor por medio de anuncios en periódicos, revistas, televisión, radio, promociones, correo directo (físico) ferias, etc. PERO QUE NO ESCUCHA AL CONSUMIDOR, y para medir los resultados de estas campañas y así escuchar a la clientela, el costo es muy elevado (encuestas, etc).

Y puesto que escuchar a nuestros consumidores es buena idea, expongamos ahora las bondades del marketing online.

El marketing online

Tal y como soslayábamos antes, la irrupción (aparición es poco decir) de las técnicas de marketing digital cambiaron de arriba a abajo y de abajo a arriba las estrategias de comunicación de las empresas y la manera en la que estas se comunican con los consumidores por el cúmulo de diferentes ventajas que ofrece, segmentabilidad, costos económicos más favorables, mesurabilidad, adaptabilidad, etcétera. Vamos a hablar un poco más en profundidad de estas razones:

SEGMENTACIÓN

Las campañas de marketing online nos permiten atinar mucho más a la hora de dirigirnos a nuestro target, puesto que no nos dirigimos de la misma manera a unos colectivos que a otros, es decir, diferentes colectivos tienen diferentes gustos e intereses, por lo tanto no les hablamos con el mismo lenguaje. Pongamos como ejemplo a colectivos tan diferentes como jubilados/as, estudiantes, o jugadores de golf, colectivos lo suficientemente diferentes como para ilustrar la idea que aquí manejamos.

COSTES ECONÓMICOS

El marketing digital tiene unos costes económicos más amigables de entrada que una campaña tradicional, puesto que el espacio publicitario en medios digitales es más barato que en medios tradicionales como radio, prensa, o las grandes ligas publicitarias como la televisión, donde un spot de ¡¡¡20 segundos!!! puede oscilar entre los 600€ por emisión en horarios de baja audiencia (por ejemplo, las 4 de la madrugada) hasta los 21500€ por emisión en prime time, dependiendo de la cadena elegida. Incluso puede ser gratuito en el caso de muchas redes sociales en las que tan solo es necesario abrirse un perfil y empezar a publicar contenido de interés para nuestro target.

 

MEDICIÓN DE LA TASA DE ÉXITO

Una campaña de marketing online es mucho más medible que una tradicional aparte de que tiene unos costos de medición mucho más asequibles que los de las campañas tradicionales. En una campaña de marketing online podemos fijarnos en muchos más parámetros que en una campaña tradicional, además, habría que hacer una campaña de encuestas para medir resultados, mientras que en la modalidad online los datos están ahí, tan solo hay que consultarlos.

OBTENCIÓN DE INFORMACÓN DE VALOR

Aunque de entrada esto de obtener información de valor pueda parecer algo cuando menos turbio, no vamos por ahí :). Cuando hablamos de información de valor, nos referimos a esa información que nos permite entender mejor al consumidor, atraerlo, enamorarlo, convertirlo y fidelizarlo.

APARICIÓN EN UNA PLATAFORMA GLOBAL

Internet es una plataforma global que nos permite tener presencia en cualquier parte del mundo, lo que nos brinda la oportunidad de ofrecer nuestros productos/servicios más allá del ámbito local y expandir nuestra marca.

ADAPTABILIDAD

Las campañas de marketing en Internet son mucho más adaptables que las campañas de marketing tradicional puesto que en una campaña de marketing tradicional una vez que se ha publicado la campaña, tiene unos costes elevadísimos hacer cambios en la misma, mientras que en el medio online esto resulta mucho más económico y podemos hacer cambios a tiempo real en base a la información que vamos obteniendo de nuestros clientes, potenciales o no.

CONCLUSIÓN

No queremos decir con todo esto que haya que olvidar o dejar de lado las técnicas de marketing tradicional, ya hemos visto que en algunos aspectos siguen siendo más eficaces que las técnicas de marketing online sea por el contacto humano o por el impacto que se pueda conseguir con otra clase de campañas.

Las técnicas de marketing online han demostrado ser mucho más eficaces a la hora de entender a la clientela e interactuar con ella, encima suponen unos costos económicos mucho más reducidos que los de las campañas tradicionales.

Por todo lo expuesto, creemos que la dirección correcta en una estrategia de comunicación es encontrar el equilibrio entre ambas vertientes del marketing ya que en este caso sumar es multiplicar.

Autor: Iker Goitiandia

Abrir chat
Hola
¿En qué puedo ayudarte?